miércoles, 8 de abril de 2020

ACTIVIDAD 12: EL JARDIN del PRADO


Esta semana os voy a contar una historia, que a mí me parece muy bonita. La protagoniza un personaje humilde, pero con mucha sensibilidad: un jardinero. Resulta que un día, Eduardo Barba, jardinero e investigador botánico, empezó a apuntar en una libreta las especies vegetales que encontraba en los cuadros del Museo del Prado.
¿Cuántas especies de plantas y flores apuntó? ¿Cuántas creéis? Sí, muchísimas, ¡más de 600 especies! Lo ha plasmado todo en un libro con un precioso título: el jardín del Prado



      Este personaje habla también de la “ceguera de las plantas” ¿Qué es eso? Piensa que el ser humano experimenta una ceguera frente a las plantas, especialmente las que aparecen en las obras de arte.
No sólo él habla de ello, el término está bien definido: tendencia humana a ignorar las especies de plantas. Esto incluye fenómenos como no darse cuenta de las plantas en el medio ambiente circundante, no reconocer la importancia de la vida vegetal para toda la biosfera y los asuntos humanos.
Esa ceguera es también trasladable al mundo del arte", afirma Eduardo Barba.

Si quieres saber más del tema, pincha en el enlace:

                    en las plantas que nos rodean

Actividad de esta semana:

       Afortunadamente con los medios tecnológicos tenemos a nuestra disposición, podemos disfrutar de muchas obras de arte del museo del prado y de otros museos.
En la actividad de esta semana te pedimos que hagas como nuestro investigador. Escoge una obra de arte en la que aparezca algún elemento vegetal: flores, plantas, árboles…  Indica el cuadro elegido y los elementos vegetales que podemos contemplar en él.
Si eres atrevido y se te da bien el dibujo puedes hacer uno, o reproducir el cuadro que te guste.

Para ayudarte en tu labor te pongo a continuación enlaces a los principales museos del mundo:

                               - Museo del Prado de Madrid

                               - Museo Metropolitano de Nueva York

                               - Museo de Louvre de París







miércoles, 25 de marzo de 2020

ACTIVIDAD 11: ¡QUE SILENCIO!

Esta mañana al levantarme y sentir esa quietud que tenemos ahora, sin el ruido de los coches ni el bullicio de la gente, he pensado: ¡Qué silencio!  Una de las cosas que podemos apreciar estos días es la ausencia de actividad y también la ausencia de ruidos en nuestras ciudades y casas. Parece como si todo se hubiera congelado.
 Llevo días Intentando encontrar cosas positivas que podemos sacar de la situación que estamos viviendo, y esta quietud, ese silencio es una de ellas. Primero, nos da serenidad, y segundo, nos permite apreciar otros sonidos que antes no apreciábamos, como el trinar de los pájaros.
A mi particularmente me proporciona serenidad y alegría. Me recuerda que estamos vivos, y que todavía tenemos algo maravilloso ahí fuera que nos está esperando para que lo disfrutemos.




       Si vuestra casa está cerca de algún árbol, o elemento natural, seguro que estos días podéis realmente apreciar el trinar de los pájaros. Cuéntanoslo en la actividad de esta semana. 
Escribe un email y mándalo a nuestro coreo contando tus sensaciones, nos puedes describir lo que ves y lo que oyes, y si te atreves nos puedes decir el nombre del pájaro que crees oir. Te pueden ayudar el vídeo y la pagina web que encontrarás debajo.

Si no tenéis esa suerte, os propongo un vídeo en el que podéis apreciar el canto de una serie de pájaros de nuestro entorno. Mas abajo también tenéis el enlace a una página web muy chula para aprender un poco más de este bonito tema. Escríbenos cual de ellos te gusta más y cuál te produce más sensación de relax y armonía.


Os pueden servir también para cuando vayáis al monte. ¡Seguro que tenemos algún futuro ornitólogo ente nosotros!
     





Enlace a la página web con información sobre las aves de río





jueves, 12 de marzo de 2020

ACTIVIDAD 10: JUGAR CON LA NATURALEZA


       Hoy en día los juguetes son casi todos de plástico o tecnológicos. Aunque nos parezca que siempre han sido así, no es cierto, nuestros abuelos jugaban con lo que tenían a mano. Siempre se ha jugado con cosas de la naturaleza: palos, hojas, piedras, corteza de los árboles…

Esto ha sido así porque la naturaleza es una fuente inagotable de estímulos que respetan y favorecen el desarrollo saludable de los niños. 




     Jugar con la naturaleza tiene múltiples ventajas:  podemos conocer otras formas de vida: el mundo de las plantas, los animales, y los elementos de la tierra: aire, fuego y agua. Por eso, los niños más que nadie, no deberíais perder el contacto con la naturaleza.

   Si no tenemos muchas ocasiones de gozar directamente de nuestro entorno natural, siempre podéis organizar juegos en casa con elementos naturales, que nos conectarán con la Madre Tierra y nos proporcionarán oportunidades ilimitadas para clasificar, ordenar, hacer patrones y series, contar, construir, imitar… y en definitiva fomentar un juego creativo y natural.



     Esta semana os proponemos una actividad muy creativa: imaginar juegos y actividades que podríais hacer con elementos naturales. Escribe tu respuesta y hazla llegar a través de los medios habituales.

También nos podéis mandar algún juego tradicional que emplee elementos de la naturaleza: hojas piedras, palos…





Algunas ideas y fotografías de esta entrada han sido tomadas del blog demicasaalmundo.com

En el área EL ESPECIALISTA encontrarás actividades para potenciar tus intereses.

YA  sabes, manda tu respuesta a mi correo electrónicoprofesorlug@gmail.com
Si es la primera vez que participas, manda también tu seudónimo, nombre, apellidos y el colegio al que perteneces.       Solución por whatsapp al número 682336170.




jueves, 27 de febrero de 2020

ACTIVIDAD 9: NUESTROS ESPACIOS NATURALES


        Uno de los espacios naturales protegidos más importante de nuestra comunidad es el Parque Natural Sierra de Cebollera. La actividad de esta semana va a estar centrada en este parque.   

¿Lo conoces?


Aunque lo conozcas, te vendrá bien aprender algo sobre él.


     Se encuentra al sur, en la comarca de Los Cameros. Está ubicado en la vertiente norte de las montañas del Sistema Ibérico. Ocupa una gran extensión: 23.640 hectáreas. Dista unos 50 kilómetros de Logroño, desde donde se puede llegar por la Nacional-111.


Este parque es importantísimo por su rica biodiversidad. Su enclave en la alta montaña ibérica configura un ecosistema singular.  Es el único espacio que acoge en sus bosques tres especies de pinos que crecen de forma natural en La Rioja: el pino silvestre (Pinus sylvestris), el pino negro (Pinus uncinata) y el pino negral (Pinus pinaster); circunstancia que reafirma su valor como enclave botánico de singular interés.

Hay también especies animales singulares , especialistas de la alta montaña, de gran importancia por su escasez en La Rioja y, también en el ámbito peninsular, como es el caso de la perdiz pardilla ( Perdix perdix ), el pechiazul ( Luscinia svecica ), el acentor alpino ( Prunella collaris ) o el topillo nival ( Chionomys nivalis ).


Cuenta con una red básica de senderos. Los itinerarios varían en duración y dificultad, aunque todos ellos corresponden a rutas de media montaña, de nivel medio o bajo. En los centros de visitantes está disponible un cuadernillo con explicaciones de las rutas. 

Te pongo aquí el enlace del Gobierno de La Rioja para que puedas conocer las rutas que se pueden realizar:



Y, además, en la puerta de entrada al parque, en la localidad de Villoslada se sitúa el Centro de interpretación Sierra de Cebollera.


La actividad de esta semana consiste en ponernos en el papel de reporteros, e investigar e informarnos sobre este importante recurso del parque. Para ello tenemos a nuestra disposición una de las profesionales que trabajan allí: PILAR 

Mándanos a nuestro correo o Whatsapp las preguntas que plantearías a PILAR, la educadora ambiental.        Os voy a poner algún ejemplo de las que le haría yo:   ¿Qué es un centro de interpretación de la naturaleza? ¿En qué consiste el trabajo de educador/a ambiental?
Las preguntas pueden ser también sobre otros aspectos del parque.
Dentro de dos semanas podrás ver la contestación a tus preguntas. Escogeremos algunas de ellas y colgaremos las respuestas de PILAR en nuestro blog. 

Nos puedes comentar, además, si has estado alguna vez y cómo te resultó la experiencia. Si no has estado te animamos a que lo conozcas, ya que es una de las zonas naturales más espectaculares de nuestra comunidad.



En el área EL ESPECIALISTA encontrarás actividades para potenciar tus intereses.



YA  sabes, manda tu respuesta a mi correo electrónicoprofesorlug@gmail.com
Si es la primera vez que participas, manda también tu seudónimo, nombre, apellidos y el colegio al que perteneces.       Solución por whatsapp al número 682336170.


jueves, 13 de febrero de 2020

ACTIVIDAD 8: ¿QUÉ LE DIRÍAS?


       Muchos niños salen de casa por la mañana para ir al colegio en coche o autobús, regresan por la tarde por el mismo medio y a la hora de jugar lo hacen en casa y a menudo con la consola o el ordenador. Los padres llenan sus agendas de actividades para prepararles para el futuro y se preocupan por su seguridad, por tenerlos en ambientes protegidos, que no se mojen, no se ensucien, no les piquen bichos... El resultado son millones de niños que no juegan libremente en el parque o en el campo, que no trepan a los árboles ni construyen chozas con troncos, que no cazan lagartijas ni insectos ni tiran piedras a los charcos para no mancharse.


Cuéntanos:


¿Qué le dirías a esos niños? ¿Y a sus papás?
¿Qué ventajas crees que puede tener un niño que está en contacto con la naturaleza y disfrute de ella?

Si quieres haz un dibujo sobre ello.

En el área EL ESPECIALISTA encontrarás actividades para potenciar tus intereses.


YA  sabes, manda tu respuesta a mi correo electrónicoprofesorlug@gmail.com
Si es la primera vez que participas, manda también tu seudónimo, nombre, apellidos y el colegio al que perteneces.       Solución por whatsapp al número 682336170.






jueves, 30 de enero de 2020

ACTIVIDAD 7: LA MAGIA DE LOS SERES INVISIBLES


Hay veces que al adentrarme en un bosque siento cierto respeto, sobre todo en esos antiguos, los que están poblados en su mayoría por árboles centenarios. Un bosque no nos debe dar miedo, al contrario, podemos disfrutar enormemente de las maravillosas sensaciones que nos provoca. En ocasiones me gusta disfrutar de la inquietud de lo desconocido de su la paz y refugio.
En el bosque hay mucha vida. A Muchos seres vivos que lo habitan los podemos ver directamente, por ejemplo, pequeños insectos, lagartijas… pero otros están allí y no los vemos.
Cuando camino por el hayedo del valle de Tobía, o Sierra Cebollera, de vez en cuando pienso que puede haber un corzo o un jabalí mirándome detrás de alguna de esas grandes hayas.


“Los bosques son la garantía para que en La Rioja puedan vivir grandes ungulados salvajes. Las únicas especies que quedan en el Sistema Ibérico riojano de ese extenso grupo son el corzo, el ciervo, y el jabalí. De los tres, el corzo es el más apegado y dependiente del bosque, su población es boyante y las Sierras de la Demanda y de los Cameros se encuentran entre las mejores zonas corzunas de la Península. Sin embargo, al lobo ibérico le ocurre todo lo contrario, los bosques y matorrales del Alto Najerilla y sus sierras más próximas, son su último reducto en esta Comunidad. La población lobuna riojana no existe como tal, ya que es una continuación de la Castellano-Leonesa, y las estimaciones realizadas sobre su tamaño en La Rioja son dispares, pues mientras unas la cifran en unos 20 ejemplares, otras la sitúan en 40. No obstante, si atendemos al descenso en el número de ataques al ganado durante los últimos tres años, no es descabellado suponer que la población riojana es, aún si cabe, más reducida.

En el bosque los mamíferos roedores forman una comunidad numerosa y bien adaptada, como corresponde a un medio tan diverso y maduro. Unos tienen hábitos arborícolas y han desarrollado ojos saltones que calculan bien las distancias, colas que les sirven de balancín y largas patas traseras con las que saltar de rama en rama, son la ardilla, el lirón careto y el lirón gris. Otros pasan la mayor parte de su vida bajo tierra y sus ojos son pequeños, sus patas cortas y su cuerpo globoso para poder excavar mejor, son los topillos y ratones, entre los que destacamos el topillo rojo y el ratón leonado por hallar en estas sierras su morada peninsular más meridional. En la hojarasca del bosque caducifolio podemos encontrar especies como la musaraña enana y la musaraña de Millet. Por último, no debemos olvidarnos de las especies de murciélagos forestales y de los excelentes depredadores situados en la cúspide de la pirámide alimenticia de los bosques riojanos como el gato montés, la gineta, la garduña y el tejón.”


Extraído de la sección de Medio ambiente de la página web del Gobierno de La Rioja.


Cuéntanos tu experiencia


¿Has visto alguna vez algún gran mamífero por montañas o bosques de nuestra comunidad? ¿Has descubierto alguna huella de corzo, ciervo, jabalí u otro animal? Estas formas de detectar su presencia, nos permite obtener información acerca de sus costumbres, su dieta y su vida social, entre otros aspectos.Te animamos a que en tu próxima salida te fijes en:
Huellas, excrementos, restos de alimento, camas, bañaderos, nidos, madrigueras, sendas y diversas marcas que te permitan conocer su presencia y actividad.



YA  sabes, manda tu respuesta a mi correo electrónico: profesorlug@gmail.com


Si es la primera vez que participas, manda también tu seudónimo, nombre, apellidos y el colegio al que perteneces.

Solución por whatsapp al número 682336170.




En el área EL ESPECIALISTA encontrarás una sencilla actividad para potenciar tus intereses.


jueves, 16 de enero de 2020

ACTIVIDAD 6: LA NATURALEZA BENEFICIA SERIAMENTE LA SALUD



En la isla de Okinawa en Japón está el pueblo de Ogimi, sus habitantes presumen de ser los más longevos del mundo. ¿Cómo lo hacen? ¿Cuál es su secreto?
Una parte importante de ello es la relación que guardan con la naturaleza, que les viene de los principios de la filosofía sintoísta. Los japoneses son grandes amantes de la naturaleza.
En Ogimi casi todos cultivan sus huertos, y sienten el entorno que les rodea de una forma muy especial, basada en su respeto y contemplación. Todo ello en vez de alejarles de la sociedad les hace más humanos.

Acercarnos a ese sentimiento no es difícil, al contrario, no hay cosa más simple para experimentarlo que un paseo por la naturaleza . Es sanador, nos carga las pilas, nos relaja, pero a la vez nos da vitalidad y, como hemos dicho, nos hace más humanos.
Por eso con el nuevo año uno de mis propósitos va a ser continuar con mis paseos y salidas al campo. Estoy seguro que si tú también te lo planteas te va a ayudar a mejorar tu calidad de vida, alcanzar tus sueños, o conseguir un pedacito de tu pastel de felicidad.

Esta primera semana del año os propongo dos opciones para realizar la actividad:

PRIMERA
Envíanos un propósito que vas a intentar realizar este año, relacionado con la naturaleza. Puede ser un simple paseo o u otro tipo de metas más ambiciosas como reciclar, cuidar una planta, animal…

SEGUNDA
Una de las claves para describir el amor de los japoneses a la naturaleza podría ser acercarnos al término “Setsu-Getsu-Ka” que significa literalmente “Nieve, Luna y Flores”. Implica entre otras la práctica del “Yukimi” o la contemplación del paisaje nevado en invierno.
(Si quieres entender el sentir de los japoneses por la naturaleza te ofrecemos un apartado al final de esta entrada)


Afortunadamente nuestra naturaleza es muy diversa y rica en paisajes. Ya os propusimos la contemplación del paisaje en otoño y nos mandasteis preciosas fotografías. Ahora os proponemos la práctica del “Yukimi”.  Si te decides por esta opción mándanos las impresiones de tu experiencia y una foto del paisaje que hayas contemplado.


INVIERNO

La nieve cruje como pan caliente
y la luz es limpia como la mirada de algunos seres humanos,
y yo pienso en el pan y en las miradas
mientras camino sobre la nieve.
Hoy es domingo y me parece
que la mañana no está únicamente sobre la tierra
sino que ha entrado suavemente en mi vida.
Yo veo el río como acero oscuro
bajar entre la nieve.
Veo el espino: llamear el rojo,
agrio fruto de enero.
Y el robledal, sobre tierra quemada,
resistir en silencio.
Hoy, domingo, la tierra es semejante
a la belleza y la necesidad
de lo que yo más amo.
                                                 Antonio Gamoneda, Blues castellano 1961-65





ALGO MÁS SOBRE LOS JAPONESES Y SU SENTIR SOBRE LA NATURALEZA


Una de las claves para describir el amor de los japoneses a la naturaleza podría ser el término “Setsu-Getsu-Ka” que significa literalmente “Nieve, Luna y Flores”. En general, la filosofía del “Setsu-Getsu-Ka”, es el reflejo del resultado de la interrelación de los japoneses con su entorno natural. La mayoría de las costumbres y fiestas tradicionales tienen su origen en esta peculiar relación con el medio natural. Como ejemplos ilustrativos podemos destacar la costumbre del “hanami” de contemplar los cerezos en flor en primavera, el “Tsukimi” o la costumbre  de observar la luna llena en el mes de septiembre, y también el “Yukimi” o la contemplación del paisaje nevado en invierno. De este modo, se refleja perfectamente el concepto de “Nieve, Luna, Flores”.

“Cuando vemos la belleza de la nieve, cuando observamos la hermosura de la luna llena, cuando nos complacen las bellas flores de cerezo, en una palabra, cuando nos despertamos con la hermosura de las cuatro estaciones, entonces es cuando nos sentimos tan cerca de ellas, que queremos compartir su gozo. La excitación de su belleza nos hace sentir profundos sentimientos de compañía, nos hace desear ser sus compañeros, y entonces la palabra “compañero” significa ser “humano”… Y todas estas bellezas encierran en la tradición japonesa la hermosura de las montañas y los ríos, la hierba y los árboles, y todas la innumerables manifestaciones de la naturaleza y de nuestros sentimientos humanos…”

Yasunari Kawabata